Variaciones del Poker

Por todos es conocida la emoción y diversión que ofrece el póker Texas Hold’em. Y aunque por lo general en las salas de casinos es esta la modalidad a la que se juega, también existen otras formas de jugar al póker que aunque sean menos conocidas, son igual de fascinantes y son igualmente ofertadas.

En la variante ‘Omaha’ te ofrecen cuarto cartas tapadas al resto de jugadores. Durante la mano, el crupier reparte cinco cartas en el centro de la mesa en tres turnos. Primero se colocan tres, y luego una carta en cada una de los dos turnos diferentes. Cuando todas las cartas están encima de la mesa, cada jugador deberá combinar dos de sus cartas privadas con tres comunitarias para formar la mejor mano posible.

En el ‘7 Card Stud’ se juega con hasta diez personas. Para que te repartan cartas, debes hacer una apuesta obligatoria. A cada jugador que pague se le reparten dos cartas boca abajo y una boca arriba. La persona cuya carta a la vista de todos sea la más baja deberá realizar una nueva apuesta obligatoria. En esta modalidad no existen las cartas comunitarias, pero no todas las cartas se reparten boca abajo. De manera que cuando todas las cartas están repartidas, cada jugador que no se haya retirado tiene cuatro cartas que todos observan, y tres ocultas.

El ‘Razz’ es simplemente una variante del ‘7 Card Stud’, pero en vez de jugarse a la alta, se juega a la baja.

Durante la mano, a cada jugador se le reparten siete cartas, y el ganador se determinará descubriendo quien es el que posee la mejor combinación de cinco cartas. Al igual que en la anterior, para tener derecho a que te repartan tus cartas iniciales, deberás depositar una cantidad de dinero en función de apuesta obligatoria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *